La ceremonia fúnebre

Realmente hay un ceremonial para un funeral masónico, lo que generalmente tiene lugar antes del funeral eclesiástico en la capilla del cementerio correspondiente. Algunos hermanos masónicos quieren que se entierren sin bendición eclesiástica. El maestro de la logia y sus dos vigilantes se ponen en el triangulo alrededor del ataúd que se ha adornado con las insignias masónicas y mantienen un dialogo breve, en lo que se habla más sobre el agradecimiento que sobre el luto por el hermano perdido. Sigue el discurso del luto verdadero, o sea un homenaje del difunto, en lo que se menciona las propiedades positivas así como sus errores. Al fin de la ceremonia del luto sigue la formación de la cadena fraternal tradicional y con eso el despido del difunto de la cadena mundial con la colocación de tres rosas rojo, rosa y blanco. Nosotros decimos deshacemos la cadena de nuestras manos la cadena de nuestras corazones queda. A una ceremonia de luto pueden participar también parientes y profanos, y se dice que es una experiencia muy impresionante. También para eso vale experiencias no se pude describir hay que vivirlas realmente y si usted tiene alguna vez la oportunidad para participar a una ceremonia de luto masónica van a comprender mis palabras.