La Piedra Bruta

Los masones usan muchos símbolos en sus costumbres. La Piedra Bruta figura para el ser humano como por mientras no comienza a trabajar a si mismo. En el idioma simbólico del ritual tradicional masónico es „la Piedra Bruta entonces no trabajada, no labrada“ el símbolo para el Aprendiz masónico. En ese idioma simbólico es la „Piedra“ el ser humano por si mismo que tiene que ponerse al cubo porque el se puede insertar como parte correspondiente en la obra del arte integral de la simbólica construcción del templo (la utopía masónica de una unión armónica de todos los seres humanos como hermanos). Un masón autocrítico se va a ver por todo su vida como la „Piedra Bruta“ porque la perfección no se da a nosotros.